De trampas y conocimiento en internet

Un trampa es un dispositivo creado para atrapar a alguien o algo a través de un engaño, una mentira, una ilusión. Quién o lo que queda atrapado siempre pierde algo (a veces la vida… pobres ratones, liebres, osos, peces…) Toda trampa tiene un señuelo y una frontera invisible, un límite. Vamos hacia lo que queremos con tanta pasión que no vemos la jaula que nos atrapará.
En internet existen muchas trampas. Robots hechos de ordenes que roban mis datos mientras juego a ser un guerrero, veo alguna serie o escucho mi tema favorito.
Veamos por ejemplo el recorrido que tengo que hacer para ver el capítulo de una serie en forma gratuita:

1-En primer lugar la web me ofrece gentilmente actualizar mi software para ver el video. Pero esto es mentira, como siempre la letra pequeña a un costado me advierte que esto es “publicidad”.
2- Como la letra pequeña no dió resultado prueban con la letra grande. Dos botones gigantes me indican que puedo descargar o ver esta película. Pero otra vez se trata de dos señuelos de una trampa digital.
3- Logro pasar a otra página para ver mi capitulo y las trampas se multiplican y los botones falsos se agradan. ¿Qué botón de “Reproducir ahora” debo clickear? ¿El mas visible? No, ahí está la trampa en la que caen hasta quienes tienen alguna experiencia de uso en internet. Ni pensar en los recién iniciados en el mundo digital.
4- Como sigo avanzando las trampas se vuelve más sofisticadas. La siguiente página me muestra una clásica pantalla de video con un hermoso botón para dar “play”. Pero mi serie no está en ese reproductor. Debo utilizar el scroll para bajar en la pantalla y llegar hasta un botón que dice “Continue to the video”. Lo interesante es que como he llegado hasta aquí demostrando una habilidad, construida a base de experiencia, para llegar a ver mi video en forma gratuita, el botón me lleva directamente a otra trama y deja mi video en segundo plano, en otra ventana.
5- La ventana tramposa me invita a actualizar mi software para ver el video. Logicamente esto es mentira. Cierro la ventana y vuelvo a la web donde está el video de mi serie con un botón azul de play. Claro que por las dudas rodean al reproductor cuatro botones de descarga y reproducción falsos. Es que el mismo botón azul es falso y aún cerrándolo desde una esquina no puedo evitar que se abra otra ventana publicitaria.
6- He llegado al botón rojo de play que ahora sí me permitirá ver el capítulo de mi serie en forma “gratuita”. Bueno, casi, pues he visto algunas marcas, se ha toma nota que me gusta esta serie y seguramente algún software extraño e invisible se ha escondido en mi pc para informar sobre las páginas que visito y las cosas que me interesan en la web y la vida en general.

Por si quieren ver un poco de la descripción técnica de este tipo de trampas les paso un link a un artículo de Taringa: Leer

Un amigo me dijo que para evitar esto debía contratar un servicio para ver series on line. Esto es lo que pretenden ofreciéndome este tortuoso camino cada vez que quiero ver algo on line. Pero yo me pregunto, ¿acaso la red no esta para compartir lo que sabemos, lo que tenemos en nuestras PC y otro puede necesitar?. ¿No es internet misma la trampa para un sistema basado en el egoismo y el individualismo que no cesan de crear desigualdades? La solución esta en el conocimiento, en su creación, su difusión y su aprendizaje. Tenemos que alfabetizarnos digitalmente para ver lo que queremos ver y llegar más lejos aún, con la ayuda de los programadores, para crear nuestros propios sitios libres para el intercambio de información entre personas.