Las organizaciones son espacios de contradicciones

Releyendo algunos apuntes para preparar una charla, encontré este texto de Leonardo Schvarstein que, desde mi punto de vista, describe perfectamente a las organizaciones.  Personalmente sostengo que como seres humanos somos esencialmente contradictorios. Nuestra existencia se desarrolla en el gran desafío de resolverlos, buscando permanentemente el equilibrio en medio de constantes cambios internos y externos.

En su libro Diseño de organizaciones  Leonardo reflexiona sobre el diseño como resolución de contradicciones. Les recomiendo su lectura y les comparto la introducción repleta de ideas para armar:

Introducción
Tensiones y Contradicciones
Nuestras organizaciones son espacios de contradicciones entre la racionalidad política y la racionalidad técnica, entre los proyectos y la resistencia, entre la austeridad y el despilfarro, entre el conocimiento y la ignorancia, entre la omnipotencia y la impotencia, entre la semejanza y la diferencia, entre la cooperación y la competencia, entre el orden y el desorden. Nos confrontan con estas contradicciones y nos ponen frente a la necesidad de resolverlas situacionalmente. Y digo situacionalmente porque, no importa cuántas veces resolvamos estas contradicciones, ellas permanecen allí para volver a manifestarse frente a cada nueva contingencia.
  • Queremos que sean innovadoras, y nos cuesta aceptar la dosis de inercia conservadora que inevitablemente tienen, muchas veces para bien.
  • Queremos que sean descentralizadas, y negamos que sin un mínimo de centralización no hay cohesión.
  • Queremos que sean flexibles, y no tenemos en cuenta que una estructura siempre impone rigideces.
  • Las queremos democráticas y participativas, e ignoramos que, en tanto organizadoras de las diferencias, tienden a ser aristocráticas y exclusivas. Baste para ello ver las barreras que erigen actualmente frente al ingreso de nuevos miembros.
  • Las queremos equitativas, y negamos las dificultades que existen para ser absolutamente equitativos en el marco de una puja de intereses particulares que nos involucra.
  • Pretendemos que sean racionales, y negamos la existencia de racionalidades múltiples a partir de cuya confrontación pueden adoptarse decisiones irracionales. Es más, consideramos irracional todo lo que no pertenece al dominio de nuestra propia racionalidad.
  • Nos gustaría que fueran trasparentes, y nos cuesta aceptar que la opacidad es frecuentemente un indicador de cautela imprescindible. No todo se puede mostrar a todos en cualquier momento y en cualquier lugar.
  • Apelamos a la iniciativa individual, sin tener en cuenta la existencia de personas que se sienten más cómodas en contextos que les indican claramente qué es lo que deben hacer. 
Paradojas
 Diseño como resolución de contradicciones
 El diseño consiste en la identificación y la resolución de contradicciones que enfrentamos al ir en pos de un objetivo, en el marco de un contexto de significación dado por la organización. Nunca negamos las contradicciones, las procesamos dinámicamente. Resulta por lo tanto necesario tener un modelo y una metodología para la identificación de las variables de contexto y para la resolución de las contradicciones que se presenten para alcanzar los objetivos planteados.”