Reflexiones sobre como evitar la violencia en las relaciones entre jefes y empleados

Muchas personas sufren maltratos de quien es su jefe, la persona que coordina su trabajo, quien le dice que hacer, su superior, su gerente, su coordinador o su supervisor. Llama la atención que estos comentarios aparecen en boca de gente que trabaja en ámbitos muy diferentes como un restaurante, una cátedra universitaria, una oficina de empresa, un negocio de ropa, etc. “La falta de respeto, con lo que implica, ha resultado ser la conducta que más martiriza a todos: hombres y mujeres, jefes y colaboradores, de cualquier sector, con un 50%. La mitad de la población laboral ha tenido jefes con este comportamiento.

Aprender de lo que hacemos

Las personas mostramos lo que sabemos en acciones observables desde el exterior, como el acto de montar una bicicleta; o bien con operaciones internas, como el análisis de un balance. En ambos casos, el conocimiento está en la acción, en la práctica y lo revelamos a través de nuestra ejecución espontánea y hábil. Paradójicamente somos incapaces de hacerlo explícito verbalmente dando cuenta de toda su complejidad con la misma espontaneidad.